Immaculate Fools: Searching For Sparks – reseña del álbum

0
117
Immaculate Fools: Searching For Sparks - reseña del álbum

Immaculate Fools – Buscando chispas

Rojo cereza

7CD / DL

Lanzado el 4 de diciembre de 2020

Conjunto de recopilación de carreras del grupo de pop / rock con sede en Kent Immaculate Fools, que comprende seis álbumes completos cortados de 1985 a 1996 y un disco de actuaciones en vivo inéditas, incluidas seis canciones de un espectáculo en el famoso Teatro de París, grabado por la BBC. LTW Ian Canty's es un poco tonto y está lejos de ser inmaculado como sabes …

Cuando apareció Immaculate Fools a mediados de la década de 1980, parecían totalmente fuera de sintonía con el zeitgeist, lo que no siempre es malo en retrospectiva. Dejando su huella durante la década del nuevo pop, la banda representó una especie de retroceso. Tocaban canciones bien arregladas e inteligentes interpretadas con pocos adornos o frivolidades, aparte de un estilo vocal muy educado. Otro aspecto positivo de esta dislocación con la norma fue que no los dejó tan abiertos a las dudosas técnicas modernistas de la producción de los ochenta.

El equipo de Kent estaba formado por dos grupos de hermanos, Kevin y Paul Weatherill en voz / guitarra y bajo respectivamente, además del baterista Peter Ross y su hermano Andy en la guitarra. Kevin, que ya no era un joven, dio el salto cuántico del bajo a la guitarra y al cantar y escribir su propio material después de cumplir los treinta años. Immaculate Fools se estableció rápidamente como una propiedad de moda y fueron contratados por A&M en 1984. De hecho, fueron contratados por Derek Green, quien hizo famoso que los Pistols entraran y salieran del sello en una semana en 1977.

El primer single fue Nothing Means Nothing fue una buena introducción a la visión del mundo clara pero hastiada de Kevin, con la línea “todo se mide en dinero” resumiendo sucintamente la década de “la codicia es buena”. No fue un éxito, pero se transmitió al aire y la prensa musical los notó. Pero el siguiente sencillo, la pegadiza tarjeta de presentación de la banda Immaculate Fools, los acercó más al Top 40 a principios de 1985. También hicieron sentir su presencia en la televisión del Reino Unido, a través de un anuncio en The Tube. Así que todos los indicios se veían bien para su álbum debut Hearts Of Fortune, que llegó poco después del segundo sencillo.

Un gran favorito de un joven Miles “Wonderstuff” Hunt que le da un toque de fondo a este set, el LP Hearts Of Fortune siguió al single de Immaculate Fools en los tramos más bajos de las listas de éxitos del Reino Unido. Fue un álbum de debut justo que quizás no empujó más a la banda debido a la falta de variedad. Los dos sencillos lanzados anteriormente son pistas destacadas y la tercera extracción Save It tuvo la mala suerte de no dejar una marca de 7 pulgadas. Searching For Sparks inicia el disco con el pie delantero, con una ligera sensación de funk para la guitarra y el rockero de ritmo medio What About Me también es bastante bueno. La oferta final Waiting también retumba melodiosamente.

La voz de Kevin aquí ocasionalmente me recordó a Richard Butler de The Psychedelic Furs y hay que decir que el estilo vocal utilizado es a veces un poco demasiado educado y exagerado, lo que quita algo de las canciones en sí. Dicho esto, la banda exuda buena energía y se destacó entre la multitud de los 80 como algo un poco diferente en este LP. Las pistas extra de este disco provienen de los sencillos, y el lado b de Little Tickets se desperdicia como el reverso del primer sencillo, siendo uno de sus mejores esfuerzos, creo.

A pesar de no lograr el gran avance que la banda y la compañía discográfica esperaban, la buena recepción crítica del álbum y el entusiasmo justo del público comprador de discos ofrecieron cierto optimismo para el futuro. Pasarían otro par de años antes de que surgiera el siguiente Dumb Poet. Dos años es mucho tiempo en el mundo del pop y durante ese tiempo las cosas habían avanzado. Para una banda con una base de fans pequeña pero no mucho en términos de interés público general, el punto de apoyo que hizo Immaculate Fools en 1985 se había erosionado gradualmente en 1987.

Para esta segunda colección, Dumb Poet Kevin Weatherhill parecía haber moderado un poco su voz educada. Un movimiento positivo, ya que hace que el trabajo de toda la banda sea mucho más agradable y realmente paga dividendos. Los teclados también se destacan con fuerza por primera vez y cuando este disco realmente alcanza su punto medio, realmente es bastante estimulante y encantador. Tragic Comedy, que fue un éxito menor cuando se extrajo como single, es un buen número pop pegadizo de los 80 bastante similar a Every Breath You Take en estructura. Pero, en realidad, se podía encontrar mejor en otras partes del LP.

So Much Here es probablemente su gloria suprema, una fina porción de folk pop dirigido acústicamente con una pizca de psicodelia moderna. Ojalá estuvieras aquí, aunque cayó como un 7 pulgadas, es otro buen esfuerzo y las teclas sutiles se usan inteligentemente en un She Fools Everyone. Terminando con el etéreo y lento Stay Away, Dumb Poet es probablemente el álbum más consistente de los seis presentados aquí. Una vez más, los lados individuales dominan las bonificaciones, siendo la percusión All Fall Down la más agradable de inmediato.

En los años intermedios entre Dumb Poet y el tercer LP, los hermanos Ross se fueron y fueron reemplazados por el guitarrista Brian Betts y Paul Skidmore en la batería. Esta formación de Immaculate Fools se amplió con nuevas incorporaciones en el tecladista Ian Devlin y el violinista Barry Wickens. Sumado a la confusión, A&M también los dejó ir, pero luego fueron recogidos por CBS. En 1990 lanzaron su primera colección para el sello Another Man’s World.

Es una cuestión de gusto personal para mí, pero si un violín no se usa con cierta moderación en la música pop / rock, hay una tendencia a que domine demasiado el sonido. Que es, lamentablemente, el caso de Another Man's World. El uso excesivamente liberal e intrusivo de la misma tiende a apoderarse y también borra los puntos fuertes de la banda, lamentablemente en este disco. Siempre está al principio de la mezcla y este oyente sintió que rara vez tenía un respiro del temido violín.

Aún así, si puedes mirar más allá, hay algunos esfuerzos justos en Another Man's World, aunque en mi opinión, nada que coincida con el LP anterior. Hay buenos toques de sintetizador y guitarra tensa en Got Me By The Heart y sigue el alegre Stop Now. Bad Seed es realmente inquietante, pero en otros lugares el violín ocupa un lugar privilegiado e hizo que esta fuente tuviera un interés limitado para mí. Un All In A Day contundente y contagioso fue mi favorito entre los bonus tracks de este.

Afortunadamente, se aplica un enfoque más rock & roll en las salvas de apertura del cuarto LP The Toy Shop. Un disco que suena mucho mejor para mis oídos, es bueno escuchar que Immaculate Fools se suelta por una vez. Saliendo directamente de las trampas en una masa de retroalimentación y muestras, el poderoso Stand Down coloca un marcador que es seguido inmediatamente con un grueso Heaven Down Here.

Hay guiños a la dirección popular que seguirían cada vez más en la amapola Cotillas y Wonder Of Things. El LP se queda un poco sin fuerza cuanto más dura, pero aun así fue un agradable regreso a algo más optimista. Las pistas adicionales aquí son una edición de Stand Down y un single flipsides Thanks, But No Thanks y All In A Day. Este último, de nuevo con un buen trabajo de teclado, es un placer tranquilo.

En el momento de Woodhouse en 1995, Immaculate Fools sonaba a un millón de millas de sus comienzos. Se habían mudado de CBS a Cooking Vinyl, una marca que se ocupaba principalmente de los tipos de música de raíz. Esto dio una pista definitiva de la dirección de la banda en este momento. En verdad, este es un disco folklórico pastoral, puro y simple. El álbum está bien construido, con una letra aguda y todo realizado con convicción. Pero nuevamente me temo que no sirvió de mucho para mí. Las grabaciones con un estilo tan gastado como este tienen que hacer algo fuera de lo común para dejar una huella. Woodhouse, aunque bastante bonito, no ofrece nada especial.

Para ser justos, el trabajo de acordeón soleado inunda a algunos de nosotros agradablemente, incluso si el canto roza un poco en Brian Pern. Pass The Jug tiene buena emoción y Rudy es una agradable melodía folk suave. En general, Woodhouse serpentea bastante bien, pero para mí no causó una impresión duradera.

Un año más tarde llegó el último álbum de Immaculate Fools en su versión original, Kiss & Punch. Nuevamente cambiando de rumbo, este disco comienza con el blues eléctrico pesado de Little Bird Sing. Un sonido similar informa mucho de lo que hay en este álbum, incluida la canción principal y la más relajada No I Don’t Think So. Killing Field es una bonita melodía folk pop y el extraño y dramático Hard Peace un poco épico. El Amanacer es una breve coda que remata Kiss & Punch con la sensación de un escalofrío brillante. Este disco termina con tres cortes en vivo bastante buenos de Hearts And Fools, What About Me e Immaculate Fools, que funciona como una especie de manual básico para la sección en vivo de este conjunto que sigue.

El disco en vivo incluye dos partes de la BBC de 1985 y 1984 respectivamente y un set de 10 canciones aparentemente grabado en Salamanca después del lanzamiento del LP Dumb Poet en 1988. Las dos canciones de 1985 que comienzan esta parte del set son un tintineo , Little Tickets engreídos y la versión rápida e inmediata de Tumbling Down. Luego vienen seis pistas provenientes de The Paris Theatre en 1984 y encuentran a la banda en la época en que firmaron con A&M en buena forma. Una toma conmovedora de Save It y el propósito Nothing Means Nothing son probablemente mis selecciones de este concierto de 1984, que parece que fue bien recibido por los presentes.

Pasamos a 1988 con un set de Salamanca en España. Immaculate Fools en sí mismo proporciona el abridor como un fragmento, pero después de eso, como era de esperar, la mayor parte del conjunto proviene del álbum Dumb Poet. La canción principal tiene una salida agradable y atmosférica y One Minute es fresco y brillante. All Fall Down tiene un buen ritmo y está más cerca Searching For Sparks es una versión animada de uno de sus números más poderosos.

Aunque se acredita como un set en vivo, para empezar, la banda parece no obtener ninguna reacción audible de la audiencia. Hay un pequeño indicio de algo que creo haber detectado antes de un entusiasta Hearts And Fortune (que confusamente se desvanece, al igual que Little Tickets), pero poco más aparte del extraño chirrido de retroalimentación aquí y un ulular allá para indicar que podría haber una multitud. . La cinta de este espectáculo fue rescatada de un cajón, después de mucho tiempo olvidada y el sonido en ocasiones entra y sale un poco. De hecho, esta podría ser fácilmente una sesión de estudio para ser honesto, pero tu conjetura es tan buena como la mía, ya que las notas de la portada no ofrecen información detallada sobre esta parte final de esta colección.

La banda se separó después de Kiss & Punch, con Kevin Weatherhill pasando a una carrera en solitario. Reformó Immaculate Fools en 2016 con una nueva alineación, pero la nota de la portada incluye comentarios de él de que ahora está trabajando de nuevo con el miembro fundador original Andy Ross. Una cosa también es tener en cuenta que hay un descargo de responsabilidad agregado a las notas en este boxset que dice “donde los maestros originales no estaban disponibles, hemos utilizado la mejor fuente alternativa posible”. Haz de eso lo que quieras …

Los fanáticos a largo plazo disfrutarán de este completo conjunto de cajas, pero los menos comprometidos pueden encontrarlo demasiado en siete discos para digerir. Quizás solo una muestra es lo que se requiere para ver si el estilo vocal a veces desafiante y los cambios de énfasis son de nuestro agrado. Por mi parte, encontré a Dumb Poet y The Toy Shop principalmente agradables y el disco en vivo bastante divertido. Sentí que los otros cuatro LP tienen algunas melodías decentes, pero también fueron bastante difíciles a veces. Immaculate Fools, una banda con algo diferente que se perdió en la confusión de la década de 1980, luchó después de hacer avances iniciales. Sin embargo, mostraron una resistencia considerable y tocaron algunas buenas canciones durante una larga carrera y aquí tienes todo el asunto.

Todas las palabras de Ian Canty – vea su perfil de autor aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí